¿Es seguro beber el agua de la lluvia?

Todos en algún momento nos hemos empapado gracias a una buena lluvia, ya sea por voluntad propia o simplemente por un mal dia. Pero alguna vez te has preguntado, si esta agua es segura o potable?. En este post aclararemos tus dudas para que la próxima vez que te mojes puedas abrir la boca para disfrutar el agua o quizás…no.

La respuesta a esta pregunta no es exacta, pues el agua podría estar contaminada por gases, polvo e incluso microorganismos.

Todos saben que no hay agua más pura que la de manantial y la que se purifica con los productos de StarHolding mataró, los cuales son equipos de primera calidad que aseguran un proceso de osmosis completo que dejará tu agua lista para beber, sin miedo a enfermedades.

Para hablar de si el agua de lluvia es pura o no, se deben tomar en cuenta varios factores importantes, el primero es que mucha del agua que proviene de la lluvia es condensada a partir del vapor, luego de este proceso es que cae a la tierra. Durante la caída el aire puede contaminar el agua con gases tóxicos, polen, polvo e incluso microorganismos.

¿Es seguro beber el agua de la lluvia?

La respuesta es que el agua se puede beber pero, de vez en cuando pues la lluvia puede traer consigo vapor atmosférico que cae directo a la tierra. Es importante recordar que el agua de lluvia proviene de la condensación a partir del vapor y en la mayoría de los casos ésta se enrarece debido a los niveles de contaminación atmosférica.

Aunque el agua de lluvia no se considera tóxica como tal, es importante tratarla antes de tomarla. Para ello no se ameritas de un producto muy sofisticado, pues solo basta con hervirla y colarla. En un caso hipotético de que te mojes y algunas gotas entren a tu boca, no te preocupes, no vas a morir ni a intoxicarte.

Si tu unica salvacion para no morir deshidratado es tomar agua de lluvia, entonces es importante que tomes las siguientes previsiones: Toma una cubeta o recipiente limpio si es esteril mejor, colócalo en una silla o mesa, nunca en el suelo. Coloca el recipiente para que caiga agua directamente del cielo y no del techo debido a que esta trae las baterías que ahí se alojaban. Luego es momento de hervir el agua y colarla con una camiseta de algodón para filtrar.

Estudios realizados por una importante universidad de Australia, revelan que si es filtrada de forma correcta, el agua puede volverse apta para el consumo, sin importar nada. Durante el estudio se sometió a varios sujetos al consumo del agua, y no se realizaron registro de enfermedades gástricas, ni aumento en la aparición de enfermedades gastrointestinales.

La diferencia entre el agua de lluvia y la potable, es que la de lluvia es muchísimo más ácida, con un ph de 5,5-5,6, debido a su interacción con el dióxido de carbono que existe en el aire. Esto no es peligroso para el cuerpo, a menos que el agua se encuentra muy contaminada por ácido nítrico o sulfúrico. En lugares de erupción volcánica o en donde se han llevado a cabo accidentes nucleares, como Fukushima o Chernóbil, el nivel de contaminación es bastante alto.